Torta de durazno y crema pastelera [Receta vasca]

¡Mira las mejores recetas de las reposteras!

Hoy vamos a decirte como hacer una torta de durazno y crema pastelera.

Duraznos y crema pastelera, los dos ingredientes supremos de esta receta se juntan en una peculiar combinación.

Estamos convencidos de que esta receta de los vascos te va a encantar.

Torta de durazno y crema pastelera ¡Una combinación que te va a encantar!

Ingredientes

Para preparar nuestra torta del día, solo vas a necesitar:

  • Azúcar, 140 grs
  • Harina leudante, 280 grs
  • Manteca, 200 grs
  • Harina de almendras, 110 grs
  • Huevos, 2
  • Licor (ron, cognac, pacharán), 4 cucharadas soperas

✓ Relleno de pastelera

  • Leche, 600 cc
  • Azúcar, 50 grs
  • Yemas, 2
  • Maicena, 2 cucharadas soperas (30 grs más o menos)
  • Almendras molidas, a gusto
  • Confitura de frutas
  • Yema para pintar, 1
  • Ralladura de limón

Preparación

A la hora de preparar esta maravilla, vas a necesitar seguir estos pasos:

Yo usé mermelada de duraznos que había hecho hace muy poco, con pedazos enteros de fruta. Una delicia. Como era demasiado dulce puse poco azúcar en la pastelera.

Otro consejo: mejor hacerlo en dos partes dicen. El primer día haremos la masa y la pastelera, para que estén bien frías a la hora de forrar el molde y rellenar la tarta.

Arenar la harina leudante con la harina de almendras y la manteca en pedacitos. Añadir el azúcar y una pizca de sal si la manteca no es salada.

Batir aparte los huevos con el licor e incorporar a la mezcla anterior. Hacer un bollo y separar dos tercios: envolverlos en papel film y, a la heladera. Hacer lo mismo con el tercio restante.

✓ Preparación de la pastelera
Calentar la leche con la piel del limón hasta que hierva. Apagar el fuego y dejar infusionar hasta que se entibie. Se le puede agregar una cucharada de esencia de vainilla si se prefiere.

Disolver la maicena en leche fría y reservar.

Batir las yemas con el azúcar y cuando están bien integrados, agregar la maicena con la leche. Revolver bien.

Echar esto sobre la leche, batir bien y volver al fuego hasta que comience a espesar, sin dejar de revolver nunca.

Añadir 3 cucharadas de almendras molidas y revolver.

Colocar la crema en un contenedor de plástico, cubrir con papel film tocando la superficier, tapar y dejar en la heladera hasta el día siguiente. NO debe ser una pastelera compacta sino más bien cremosa, jugosa.

El día siguiente: colocar una hoja de papel manteca grande y estirar encima los dos tercios de masa. Estirarla del tamaño del molde y los lados. Luego, cubrir con otro papel manteca y dejar que tome cuerpo en el freezer por quince minutos, así será más fácil forrar la tartera.

Hacer lo mismo con la tapa del pastel.

Luego sacamos la parte más grande, despegamos una de las hojas con cuidado y cubrimos la base y los lados del molde.

Colocar una capa de crema pastelera en la base y encima la confitura de frutas. Llevar unos minutos a la heladera mientras preparamos la parte superior.

Calentar el horno a 180 grados.

Sacar el pastel de la heladera y cubrirlo con la tapa con mucho cuidado. Sellar los bordes con un tenedor y pintar toda la superficie con huevo batido.

Hornear por media hora o hasta que lo vean dorado.

5/5 (1 Review)

Suscríbete gratis! Recibe las mejores recetas del mundo en tu correo


Deja un comentario